martes, 11 de marzo de 2008

El Vesubio - Italiano de paso


A las puertas del Cantón de Chueca se encuentra este diminuto bar-restaurante italiano. Su poder de atracción reside en sus deliciosas pizzas individuales (consiguen una masa riquísima y utilizan productos frescos, no como los champis de bote de Telepizza), en la calidad de su pasta fresca y en el ventanuco exterior desde el que puedes hacer tu pedido para llevar. Es excelente si vas con prisas, si tu nevera está tristona, si hace buen tiempo y las pillas para comer en la plaza de al lado o si hay colegas cerca y hay plan en casita...

Las pizzas están todas buenas. Yo suelo pedir la de espinaca con huevo. Por inusual, o por ese regusto a ajito tan rico. Pero cuidado con las colas. A ciertas horas son desquiciantes.

Si entras a la calle Hortaleza, sin saber cómo, cual gato Tom poseído y guiado por el olor de la tarta de frambuesa, te encontrarás frente a este rincón pidiendo una pizza para llevar. "Sí, muchas gracias, me espero diez minutillos".

Dirección: c/ Hortaleza 4
Teléfono: 91 5215171
Precio: 7-12 euros
Al plato vendrás valora - Paladar: 7 Servicio: 8

5 comentarios:

Fenrisar dijo...

This comment has been removed because it linked to malicious content. Learn more.

CATTYA dijo...

¡Cumpleaños feliz, cumpleaños feliz! ¡Te deseamos todooooooos!
¡¡¡CUMPLEAÑOS FELIZ!!!

:)

Gardagami dijo...

See here or here

Anónimo dijo...

No hablamos del local, querida cicerone, porque no habría espacio para hacer una descripción precisa de las penalidades que hay que pasar para comer sin emprenderla a codazos con los demás comensales. Tanta apretura tiene algo de bueno: aún recuerdo una comida amenizada por la raja del culo de una ambrienta turista, hucha en la que uno echaría todos sus ahorros. El calor, el culo, el horno, la pizza... cinco jarras de medio litro y un solazo de justicia al salir. ¿Lipotimia? No, ¡¡¡VIDA!!!

Anónimo dijo...

P.D. : Tanta voluptuosidad me ha hecho comerme la hache de hambrienta; por algún lado había que empezar...