miércoles, 23 de enero de 2008

La Gloria de Montera - un engañabobos


Es verdaderamente delirante el éxito que tiene este Restaurante y sus hermanitos: la Finca de Susana, el Public, el Bazar y otros tantos del montón repartidos por Barcelona, Girona y Palamós. Toda una red cutre de restaurantes con una batería de microondas monumental en la que poder meter y sacar a velocidad de susto cada uno de los platos calientes que te sirven. A eso hay que sumarle al batallón de correcaminos que ejercen de camaeros/as y el arte del buen servir: la verdad es que, ya puestos, podrían poner nuestros reflejos a prueba de bomba y lanzarnos los platos desde cocina, a ver si los pillamos al aire...

El risotto es el ejemplo vivo de "Maggi, te quiere ayudar". El cous-cous da risa, o necesidad de pedir una jarra de agua para tragarte el grumo. El milhoja de solomillo, securrio e ingobernable. En fin, una gozada de cena, aderezada por el ambiente "queguayesestesitio, secomebarato y essuperoriginal".

Conclusión: paso del microonadas y del ambiente "ranciocool". Prefiero un bocata de calamares chorreoso.

Dirección: Caballero de Gracia 10 (metro Sevilla o Gran Vía)
No se admiten reservas
Precio medio: 20 €
Al plato vendrás valora - Paladar: 4 Servicio: 2

1 comentario:

neo dijo...

Permitidme que comente el último plato en cuestión de aquella, para mí, espectante y decepcionante cena: un "chuleton a la plancha" o algo parecido. Y ello se debe a que no recuerdo con qué sonado nombre lo llaman cuando en verdad se trata de un filetillo de ternera 'precocinado' junto a una variedad de verduritas a la plancha 'precocinadas'. Al traerme el plato, en el turno del postre para mis compañeros de mesa, entraba por los ojos; como recién sacado por arte de magia de una foto de libro de recetas. Pero como el oro de los Leprechaun se desvanece la sorpresa ante el primer mordisco de un filete con aspecto de parrilla, de brasa, con esos hierros paralelos bien marcados,apenas humeante,caliente por fuera y como un témpano invernal por dentro. Las verduras de acompañamiento: fresquísimas! tanto por dentro como por fuera; a pesar del aspecto de parrilla.
Y claro! Ante tanto comentario sobre dicho local, ante lo "ideal" del lugar, uno se hace espectativas, y cuando no se obtienen llega la frustración.
Verdaderamente penosa la experiencia. Y de los miles de calificativos que podría utilizar me quedo con el perfecto para resumir en una palabra a La Gloria de Montera: Engañabobos!